Glicoproteína-p como Diana Terapéutica Anticancerígena.

Dr. Sergio Martínez

INDICASAT AIP

FECHA: 21 de Octubre 2016

HORA: 1:45 – 2:00

LUGAR: Salón Contadora II, Hotel Wyndham Panamá, Albrook Mall

El cáncer es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. En los últimos años, las cifras de casos de cáncer se han incrementado de manera drástica debido a diversos factores dentro de los cuales se encuentran: el envejecimiento, el tabaquismo, el abuso de drogas y alcohol, un estilo de vida sedentario, estrés, entre varios otros. Aunque los países desarrollados presentan más víctimas para esta enfermedad con respecto a los países en vía de desarrollo, en términos generales y globales el número de nuevos casos por año sobrepasa los 14 millones de personas. Por otro lado, los tratamientos que actualmente se emplean en la terapéutica para el control de esta enfermedad no son del todo asequibles para la población y estos a su vez han perdido su efectividad, principalmente por el fenómeno denominado resistencia a múltiples drogas (MDR). En la MDR, las células cancerígenas se vuelven inmunes a los fármacos debido a que disminuyen sus concentraciones intracelulares y por ende disminuyen su efectividad. El factor principal involucrado en la MDR es el sobre-expresión de una proteína de membrana llamada Glicoproteína P (P-gp).

La P-gp es un transportador celular perteneciente a la superfamilia de ATPasas (ABC) y es capaz de transportar sustancias endógenas y drogas al exterior mediante un mecanismo de transporte dependiente de ATP, lo que le confiere un papel en el mecanismo de resistencia a fármacos. Se ha comprobado que la actividad de la P-gp puede ser modulada por diversas moléculas, que a ciertas concentraciones disminuyen su actividad. Una estrategia para combatir la sobreexpresión de esta proteína es la búsqueda de moléculas anticancerígenas que inhiban la función del transportador y eviten la expulsión de la droga cancerígena o utilizar moléculas inhibidoras en conjunto con el fármaco con el mismo propósito.

A la fecha, hay varios moduladores de la P-gp que han presentado respuestas satisfactorias in vitro, pero al realizar su evaluación in vivo se han requerido de concentraciones altas que han resultado perjudiciales para el organismo. Esto ha generado una necesidad por el descubrimiento de nuevos inhibidores de la P-gp menos tóxico y con mejor selectividad que los ya conocidos.